Conflicto entre marido y mujer: ¿cómo resolverlo?

Cualquier conflicto surge entre personas que buscan encontrar un lenguaje común entre sí. Por lo tanto, los conflictos deben tratarse con calma y, a veces, incluso con filosofía. El sitio web de mujeres slimgoods.top le dirá cómo aprender a resolver un conflicto entre marido y mujer.

Cada persona es única por su experiencia, crianza, educación y visión del mundo. Si usted y su esposo a menudo tienen conflictos, esto no es motivo para el divorcio u otras medidas radicales. Esto significa solo una cosa: debe aprender a resolver conflictos, y debe hacerlo de tal manera que ni usted ni su esposo se sientan insatisfechos o insatisfechos.

Trate no solo de escuchar, sino también de escuchar

Muy a menudo, puede surgir un conflicto entre marido y mujer por la sencilla razón de que las personas cercanas no se escuchan. Hablas de tus pensamientos y sentimientos, y en respuesta solo escuchas los pensamientos de tu creyente acerca de sus sentimientos. Él no puede oírte, y tú no puedes oírlo. Tal conversación puede continuar indefinidamente y el conflicto permanecerá sin resolver. Trate de escuchar exactamente lo que dice su esposo, no cómo lo dice. Es muy importante entender los argumentos de la otra persona. Después de escuchar la posición del hombre, trate de transmitirle sus pensamientos.

Habla sobre lo que te molesta

Silenciar el conflicto entre marido y mujer no puede ser su solución. Una situación en la que no se llega a un compromiso se repetirá una y otra vez. Y la insatisfacción no se disolverá por sí sola, sino que solo se acumulará y aumentará como una bola de nieve. Es mejor hablar de inmediato sobre lo que te molesta, que esperar hasta que las emociones dentro de ti se calienten al límite y se derramen de forma inesperada.

Aprende a hablar de lo que te molesta

Hablar para que te escuchen y te entiendan es todo un arte, pero se puede aprender si se desea. Nunca generalices el problema, habla solo de lo que te preocupa en una situación específica. Trate de no tocar las características personales de su esposo. Después de todo, este es su ser querido y no está satisfecho con los rasgos de su carácter en general, sino con esta situación en particular. Es bueno si logra construir una conversación no sobre el principio: "Está equivocado", sino sobre el principio "Averigüemos por qué surgió esta situación". Además, aprende a admitir que estás equivocado. Esto no significa que siempre debas ceder ante tu esposo en todo. Pero en el conflicto entre marido y mujer siempre intervienen dos personas, lo que significa que ambos son hasta cierto punto culpables.

Si su esposo obstinadamente no quiere entenderlo, no debe hacer berrinches ni escándalos. Tal comportamiento solo empeorará la situación. E incluso si su esposo pretende admitir su mala conducta después del escándalo, eso no significa que realmente entendió todo. A la mayoría de los hombres no les gustan los escándalos, especialmente las lágrimas, y buscan detener el escándalo de cualquier forma.

Resolver el conflicto entre marido y mujer significa encontrar una salida a la situación. Una solución que se adapta a ambos.

No crees situaciones de conflicto a propósito

No siempre somos capaces de evaluar adecuadamente la situación en un conflicto con un hombre. La razón puede ser la falta de sueño, la fatiga, los problemas en el trabajo o los problemas con los niños. Por lo tanto, antes de entrar en conflicto, debe intentar evaluar esta situación. Pero, ¿realmente todo es tan grave como para ser la causa del conflicto?

Para algunos, el conflicto se convierte en una vía conveniente de liberación psicológica. Además, a menudo, la verdadera causa de un conflicto con un esposo puede ser problemas completamente extraños. No debe usar a una persona cercana como una "pera". Sé honesta contigo misma y con tu esposo.

Y finalmente, aprende a perdonar. Incluso si su esposo la ofendió, pero se dio cuenta de su culpa, no vuelva a mencionar esta situación. El conflicto entre marido y mujer se agota, se encontrará un compromiso: ámense unos a otros. ¡Y se feliz!

Te aconsejamos que leas: